March 6, 2011

Guitar

La música lo inunda todo. Los acordes de rock taladran mis oídos proporcionándome una dulce sensación de inhibición emocional.

Obligo a mi mente a centrarse en el rimo potente de la batería tras de mí; hoy parece ser tocada con especial euforia. Los graves sonidos del bajo resuenan como un grave eco, se asemejan a latidos constantes. Por un instante siento que marcamos el ritmo de la vida.


Sonrío.

Tengo esa imperceptible sonrisa marcada en mi rostro. Inevitable porque, aquí y ahora, sólo me importa éste momento.

Con una leve cadencia de la ronca voz que acompañamos, el ritmo cambia. La intensidad baja, la furia es aplacada y una suave melodía toma el control. Por un momento todo se vuelve más íntimo.

La letra es cantada en susurros. La música ahora es un amante que penetra en los cuerpos de nuestros oyentes. Suave, acariciante, deliciosamente obscena por momentos.
Los tiempos que marcan batería y bajo se ralentizan. Las guitarras tomamos el control. Ahora es mi momento.
Me acerco al borde del escenario, una horda de fans gritan enloquecidos y mi sonrisa aumenta. Éste es mi lugar.

Acaricio las cuerdas de mi hermosa guitarra casi como si cometiera un acto de fe. Y no estaría muy lejos esa definición de mis actos.

Lo que siento, aquí y ahora, sobrepasa los límites de lo físico. Por momentos se vuelve un sentir demasiado obsceno mientras resuenan los acordes en mis oídos. Mis dedos viajan por las cuerdas de mi fiel compañera de la misma manera que viajarían por el cuerpo de un amante.

Disfruto de mi Nirvana particular. Sé que el momento es único. No volverá a repetirse. Sólo cuenta éste momento, éste instante, éste segundo… éste latido de mi eufórico corazón.

Efímero, así es este sentir.

Tan pronto como vino se fue.

La música se ahoga en los gritos de los fans. Un último redoble y la batería muere seguida del bajo. Las guitarras bajan la intensidad hasta desaparecer y la voz termina por fundirse en un silencio que absorbe todo a su paso.

Se acabó.

4 comments:

  1. Me parece una manera perfecta de describir la música, me he identificado mucho, aunque yo no se tocar muy bien la guitarra, pero me apasiona cantar, y lo identifico con eso.
    Lo que has escrito es como un orgasmo en toda regla, me ha gustado mucho.
    No dejes de escribir, yo ya te he leído en otras ocasiones, pero no me he atrevido a comentar. Pero hoy ya me he animado.
    Espero una actualización pronto.

    ReplyDelete
  2. He identificado al narrador, he identificado la canción.... me temo que estoy mucho mal XD

    Me encanta, bueno, te lo he dicho ya en msn, se parece mucho a alguna que otra cosilla que tengo yo por ahí, aunque lo mío estaba escrito desde el punto de vista contrario, desde un fan que siente la música vibrar en su interior con una fuerza inesperada...

    Me gusta, porque es muy cierto, es algo que sentimos todos al tocar, algo común y al mismo tiempo tan profundamente personal que no puede ni compararse con nada de lo que los demás digan sentir... Y eso lo has plasmado aquí.

    Lo espero el viernes en yasabesdónde!

    ReplyDelete
  3. Es precioso y a la vez bestial,y lo he sentido como si estuviese yo en ese escenario. Lo has transmitido de una forma muy profunda y suave.Y si,he cogido desde el punto de vista que esta escritoXD.

    Me has sorprendido, es un tipo de escritura diferente de la que sueles usar, y me ha encantado. Pienso, y lo digo desde un punto de vista objetivo, que tienes mucho talento, y lo has vuelto a demostrar.

    En cuanto, al argumento, aplícate el cuento que yo quiero que toquemos así ¬¬

    ReplyDelete
  4. Es un relato muy sensual...me han dado ganas de dibujarlo ^^. Si tengo tu autorización, tal vez lo intente...

    Y espero poder ser esa voz que escribes. Aunque no tengo muchas esperanzas. ¬¬

    ReplyDelete

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...