August 20, 2011

Historia de la Escritura Japonesa. Vol. 1 -- Los Sistema de Escritura del Idioma Japonés

El idioma japonés, englobado dentro de las llamadas lenguas japónicas, presenta tres sistemas de escritura diferentes, los cuales interactuando entre sí forman el complejísimo sistema de escritura japonesa.

Los tres sistemas a los que anteriormente se ha hecho alusión, y que serán explicados detalladamente con posterioridad son: El sistema de kanas, formado por dos silabarios, el sistema de Kanji, que  conforma la columna vertebral de la escritura japonesa y el roma-jî, el cual vendría a ser una transcripción de los fonemas japoneses a un alfabeto occidental. Se hace necesario mencionar la existencia de un cuarto sistema, el llamado furigana, este sistema está conformado por kanas que se colocan sobre un Kanji para facilitar su lectura.

Así pues, explicamos a continuación los distintos sistemas de escritura.

Kanas: Este sistema está formado por dos silabarios, el hiragana y el katakana.

·    Hiragana (平仮名 o ひらが): Proviene de la simplificación de caracteres chinos, los cuales llegaron a Japón, a través de Corea, tiempo antes de que se iniciara el aislamiento cultural del país nipon, y que se mantuvieron inflexibles hasta el final de la Era Edo.

La creación de este sistema de escritura, se le atribuye a las mujeres de la aristocracia, por lo cual, aún hoy día, se considera un sistema de escritura con ciertos toques femeninos e infantiles.

Es uno de los dos silabarios utilizados en la escritura japonesa. Presenta un total de 46 caracteres, los cuales reciben el nombre de hiragana y que combinados entre sí conforma el silabario básico de la lengua japonesa.

En este silabario los caracteres representan al sonido producido por una consonante y una vocal, únicamente la “n” puede ir como un sonido aparte. Al contrario que los Kanji no tienen ningún valor conceptual, sino puramente fonético.

Se utiliza para la escritura de palabras japonesas, desinencias verbales y partículas. Es el primer silabario que aprenden los escolares japoneses (en la escuela primaria), a medida que se avanzan en el estudio del idioma japonés, los Kanji van reemplazando los caracteres silábicos.

Silabario Hiraga (Fuente: Wikipedia)
 ·    Katakana (片仮名 o カタカ): Es el otro silabario que, junto con el hiragana, conforma el llamado sistema de kanas.  El nombre de katakana también suele emplearse para denominar a cualquiera de los símbolos que forman éste silabario.

Su creación es posterior al hiragana, fue creado por monjes, y concretamente se le atribuye su invención a un monje de nombre Kukai o Kobo Daishi (este dato no es demasiado claro)Al igual que el hiragana, se compone por un total de 46 símbolos, los cuales no tienen ningún valor conceptual, sino que su valor es puramente fonético. A nivel de escritura, presenta una grafían muy geométrica y angulosa.  

Este silabario se utiliza para escribir palabras tomadas de otros idiomas, actualmente suelen ser palabras tomadas del inglés. Un ejemplo: ベッド -- beddo, del inglés bed, (cama).

También puede utilizarse para resaltar una palabra concreta, en este sentido sería equivalente a nuestras comillas (“”), a la escritura cursiva o a las mayúsculas.

Además, en los textos científicos los nombres de los animales, que normalmente se escribirían mediante kanji o hiragana, son escritos en katakana.

Silabario Katakana (Fuente: Wikipedia)
Los dos silabarios, Hiragana y Katakana son equivalentes entre sí, aunque cada uno de ellos presenta distintos usos. En el alfabeto latino encontramos algo parecido a este caso; mayúsculas y minúsculas presentan grafías y usos distintos.

Kanji (): Los Kanji (literalmente la lengua de los Kan, denominación que reciben los chinos de parte de los japoneses) son los sinogramas utilizados en la escritura de la lengua japonesa.

En torno al siglo VII y dentro del proceso de consolidación de la lengua japonesa, se tomó el sistema ideográfico chino para expresar la propia lengua japonesa. Posteriormente se desarrollarían dos silabarios que serían derivados de los propios Kanji.

A diferencia del chino, en japonés los Kanji es su mayoría se utilizan sólo para expresar un concepto (en la lengua china pueden ser utilizados también en su carácter fonético); No obstante, también existen combinaciones de Kanji que no obedecen a su significado original y que  toman su valor fonético. A este tipo de combinación de Kanji se les denomina “Ateji”, y podemos encontrar varios ejemplos de ella: ofuro --お風呂 (baño) y sewa --世話 (cuidado, atención), son dos ejemplos.

A cada Kanji le corresponde un significado. Son usados como determinante de la raíz de una palabras, mientras que las derivaciones, adjetivaciones y demás accidentes de las palabras se crean con el uso de los kanas (usualmente el hiragana) que en este caso pasará a llamarse okurigana. Así pues, siguiendo este método en el idioma japonés conviven el sistema de escritura importado y el sistema autóctono (que no deja de ser una derivación del sistema importado).

Curiosamente, al igual que en Taiwán, en Japón se mantienen inalterados los Kanji que en China fueron reformados durante la Revolución Cultural de los Años 60.

Algunos ejemplos de Kanji.
Los Kanji, dependiendo del contexto, uso en combinación o simplemente de su localización dentro de una oración, presentan distintas lecturas. Éstas se clasifican dependiendo de sí son derivadas del Chino original, en cuyo caso recibirán el nombre de On’yomi (音読), o de si fueron adaptadas a la lengua nativa, Kun’yomi (訓読). La mayoría de los Kanji tienen estas dos lecturas, pero hay algunos que pueden tener 10 ó  incluso más lecturas.
La lectura de un Kanji depende del contexto y de dos reglas generales:

·         Un Kanji sólo o seguido de okurigana, se leería como kun’yomi. Tal es el caso de algunos verbos, como por ejemplo el verbo “ver” -- 見る miru.  Hay algunas excepciones a ésta regla, y son los verbos que aún combinados con el hiragana “suru” o “jiru” conservan su pronunciación on’yomi, como por ejemplo: nacer” -- 生じる shoujiru.

·         Una sucesión de Kanji formando una palabra suele dar una lectura on’yomi. No obstante, a esta regla también hay excepciones, como por ejemplo “carta” -- 手紙 tegami.
En Japón, el conocimiento de un elevando número de Kanji es sinónimo de gran erudición y cultura. Los profesores de gramática pueden llegar a conocer un total de 7000 Kanji.
En las diversas publicaciones oficiales, los Kanji no oficiales (Aquellos que quedan fuera de los considerados como de uso cotidiano, Jōyō Kanji-- 常用漢), deben ser acompañados de una guía de lectura que son pequeños caracteres, en hiragana o katakana. Esta práctica se conoce como furigana.

El estudio de los Kanji es una práctica que requiere mucho tiempo y esfuerzo, pues para llegar a dominarlos por completo es necesario aprender correctamente el orden de los trazos, las diferentes lecturas (pueden darse casos en que un Kanji tenga hasta 20 lecturas diferentes) y el significado según el contexto.

Roma-jî (ローマ): Literalmente, caracteres romanos. En japonés, y también en chino, se refiere a grandes rasgos y de forma muy generalizada al alfabeto romano, es decir, al sistema de escritura occidental. En Occidente, suele emplearse este término para referirse a la escritura de la lengua japonesa en letras romanas, en lugar de con la mezcla entre Kanji y Kanas.

Podemos encontrar distintos sistemas de romanización. Los dos más comunes son el sistema Hepburn y el sistema Kunrei –shiki

El Kunrei-shiki (訓令式), conocido también con el nombre de monbushō (文部省), es un sistema de romanización preferido por el Ministerio de Educación japonés. Aunque se utiliza sobre todo en Japón, siendo mucho más extendida la romanización de tipo Hepburn, principalmente entre los hispano-hablantes.



Las razones por las que el japonés puede llegar a escribirse en roma-jî son:
·         Señales y letreros para extranjeros que visitan Japón.
·        Transcripción de nombres de personas, empresas o lugares para ser empelados en otro idioma o país.
·   Diccionarios y libros de texto para estudiantes de japonés (matizando que estos estudiantes serían extranjeros).
·        Énfasis tipográfico (similar al katakana en este sentido).                           
----------
Bueno, esta mega entrada es tan sólo la primera parte del trabajo de Historia de la Escritura Japonesa que realicé para una de mis clases en la Universidad. Me pareció un tema bastante interesante, y dada la escasez de datos en español he querido compartirlo con aquel que quiera leer.

Evidente estoy segura de haber cometido fallos, recientemente ha caído en mis manos un libro sobre El arte de la Caligrafía Japonesa, así que iré leyendo poco a poco, y corrigiendo los fallos que haya podido tener mi trabajo. Mientras tanto, sinceramente espero que podáis apreciar un poco de este trabajo, que mi esfuerzo me ha costado, y si bien puede tener algunos fallos, no creo que sea tampoco ninguna aberración.
Gracias por leer, y no dejéis de comentar

6 comments:

  1. Anonymous1.1.12

    ME PARECE QUE ESTA PAGINA ES EXCELENTE POR QUE TIENE MUCHO CONTENIDO INTERESANTE Y LO MAS IMPORTANTE ES QUE EL CONTENIDO ES REAL Y ENTENDIBLE.
    BUENA PAGINA!!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias por tu comentario, me alegra que te guste la página :)

      Delete
  2. lo queme pregunto es como una entrada tan buena puede tener tan pocos comentarios, esto lo habia dado yo en clase pero he leido cosillas que no fueron mencionadas asi que guachis !

    ReplyDelete
    Replies
    1. Supongo que a la gente le cuesta comentar x)
      Espero que lo que hayas visto nuevo te sirva de ayuda ^^

      Delete
  3. Anonymous19.3.12

    Muy buena la informacion y toda cierta.muchas gracias por la pagina!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchísimas gracias a ti por pasarte, leer y comentar :3

      Delete

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...