August 18, 2012

Sobre lecturas, traducciones y demás cosas de letras...

¡Leer! ¡Oh, qué gran placer! ¿Quién no se ha deleitado y perdido entre las páginas de alguna obra de arte de la literatura? Si no lo habéis hecho, creedme, os estáis perdiendo un mundo fantástico.

Source:  The Seveth Season

Casi no puedo recordar cuando empecé a interesarme por la lectura, pero fue joven, mucho. Mi madre es una apasionada de la lectura, y la frase "los libros son sagrados" nos ha acompañado a mí hermana y a mí. Mi casa en sí es prácticamente una biblioteca, las propias paredes de mi habitación están forradas en libros -ahora también de discos de música, pero de eso hablaré en otra entrada-. Los libros siempre han sido una parte fundamental de mi mundo, y no podría imaginar mi hogar si ellos rondando por aquí y por allá. No sería un hogar.

Sin embargo, ahora quería hablar de los modos de lectura. Porque nadie lee igual y eso es algo que tengo más que comprobado. Por ejemplo, hasta hace algunos meses yo leía con avidez y desesperación. Me he leído gruesos volúmenes en apenas un día pues no podía contener mis ansias de conocer el final de la historia. He salido disparada hacia una librería para comprar el siguiente tomo de una saga que estaba leyendo. Ahora sin embargo soy mucho más calmada. Me tumbo en mi cama, me acomodo entre mullidos cojines y empiezo a leer. Deslizo mis dedos suavemente bajo las líneas, un capítulo por día, a veces dos. Saboreo la historia. A veces, si estoy de ánimo, cojo un lápiz y marco las partes que más me han hecho vibrar, y de vez en cuando abro ese mismo libro y corro a leerlas una y otra vez. 

Otra cosa que he notado es que me paro mucho, y pienso "esta expresión resulta extraña, no es natural... ¿por qué lo han traducido así?", "estoy segura de que en el idioma original han utilizado esta palabra, ¿por qué lo han cambiado?" y cosas por el estilo. Por supuesto, hay veces que también me admiro del gran trabajo que hacen algunos traductores, al punto de hacerme olvidar que lo que leo es una traducción, no el texto original.  No sé si es algo que le pasa a todo el mundo, o es algo exclusivo de los traductores. Pero para mí es nuevo, a veces ni siquiera puedo leer una historia, otras simplemente siento la imperiosa necesidad de leer el texto original, de conocer la historia tal cual era, sin filtros. Porque eso somos los traductores, filtros. 

La única conclusión que puedo sacar de esto es que en apenas un año mi visión de las cosas ha cambiado demasiado, e incluso se aplica a algo como el disfrutar de la literatura. Ahora, realmente me gustaría que me contaseis... ¿cómo leéis vosotros? ¿Qué necesitáis para disfrutar de un libro con toda su intensidad? ¿Que sentís?

Y para terminar, más música. Esta vez, el tercer opening del nuevo anime de FullMetal Alchemist (uno de mis animes y mangas favoritos), la canción aparte de ser preciosa queda perfecta con las imágenes del opening. 


P.D: ¿Algún día pondré una canción que no sea japonesa? Sí, seguro que sí... sólo dadme tiempo. 




No comments:

Post a Comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...