February 27, 2013

Nice to see you again London!

Source: sarahsveetheart @tumblr
Tal y como reza el título de este post, ¡ha sido un placer volver a verte, Londres!

Supongo que es fácilmente deducible, pero hace poco me di una escapada hacia tierras inglesas; tenía más de un año sin visitar aquel país y, ciertamente, echaba de menos aquella ciudad, la gente, el ambiente creativo... ¡incluso el pésimo clima! ¿he mencionado el frío que hacia y que  nevó los últimos días que estuve allí?

Sea como fuere, esta nueva escapada supuso un descanso dentro de mi odiosa— rutina y me permitió visitar lugares que adoro y conocer otros nuevos que me han enamorado, como el Museo de Sherlock Holmes, la pequeña librería de Soho no, no era de 'eso', mal pensados, la tienda de dulces japoneses en el Barrio Asiático o las Galerías de Arte cerca de la Tate Modern.

Y termino este pequeño post con un poco de música para ambientar~


February 24, 2013

The Sherlock Holmes Museum

Tenía alrededor de 14 años cuando leí por primera vez una historia de Sherlock Holmes; El sabueso de los Baskerville fue el libro destinado a abrirme las puertas del mundo del detective que Sir Arthur Conan Doyle había creado.

Para ser honesta, no soy una gran aficionada de las novelas de detectives, sin embargo las de Sherlock Holmes han sido siempre una excepción, es por ello que cuando supe de la existencia de un museo dedicado a este mítico personaje me puse como meta el visitarlo.


Así pues, el paso 23 de febrero me hallaba en Baker Street, esperando para poder entrar al famoso número 221 y ver aquel sitio que habían acondicionado al más puro estilo victoriano con el fin de recrear la atmósfera de las novelas. Aún siendo temporada baja había bastante cola para entrar, en su mayoría japoneses, estadounidenses y franceses.

Y, ya que estamos, aviso que es necesario comprar las entradas antes de hacer la cola, en la tienda de recuerdos que hay junto a la entrada al museo. 


Siendo sinceros, el museo no es la octava maravilla del mundo. Es más, estoy firmemente convencida que cualquiera podría haber montado algo así en su casa para atraer los fans, pero en cualquier caso Baker Street era el emplazamiento clave y alguien supo aprovechar la fama de las novelas de Doyle. No obstante, no hay manera de negar que la reproducción de los escenarios descritos por las novelas es francamente buena.

El pequeño edificio situado en el 221b de Baker Street fue adquirido por la Sociedad Internacional de Sherlock Holmes tras haber permanecido cerrado hasta el año 1934. Sin embargo, no sería hasta 1990 cuando el museo abriese sus puertas al público.

Tal y como se escribió en las novelas, en la primera planta encontramos el despacho que el Doctor Watson y Holmes compartían en el pequeño apartamento. Allí hayamos reproducciones de los útiles que caracterizaban al famoso personaje, desde el sombre y la lupa hasta su violín incluso podían verse los útiles con los que se inyectaba heroína. En ese mismo piso están las habitaciones de Holmes.


En la segunda planta encontramos la habitación del Doctor Watson, dónde aparte de los objetos representativos de su profesión podremos hallar periódicos de la época, libros de fotografía, etc. 

Del mismo modo, justo sobre lo que era el estudio, se encuentran las habitaciones de Mrs. Hudson, la ama de llaves del apartamento de la calle Baker, dónde además se encuentra un libro de visitas en el que podéis firmar para dejar huella de vuestro paso por el museo.



Para terminar el recorrido llegamos a la tercera planta, dónde nos topamos con una especie de museo de cera a pequeña escala que representa a los antagonistas del afamado detective, entre otros personajes. Podemos encontrar desde una reproducción del Profesor Moriarty hasta la cabeza del sabueso de los Baskerville, pasando por Irene Adler

Tanto si sois fans de las novelas de Sherlock Holmes como si sólo queréis visitar el museo por pasar el rato, considero que es una visita bastante entretenida, aunque recomiendo ir temprano para evitar esperar en la cola y poder recorrer el edificio con tranquilidad sin estar chocando con otras personas a cada paso. 

Por otro lado, también disponéis de una tienda de recuerdos en la planta baja, la misma dónde debéis comprar las entradas para el museo antes de entrar, en la cual podréis encontrar desde placas de recuerdo hasta ediciones preciosa de las novelas de Doyle, pasando por todo tipo de merchandise. En mi caso no puede resistirme a comprar un bolígrafo con la famosa frase "Elementary my dear Wanton" grabada, además de una placa para Mr.Chemi, otro admirador de las aventuras de Holmes


Para finalizar, aquí os dejo la web del museo, por si alguno se anima a incluir esto en su agenda de viaje. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...