May 28, 2013

Una vida en Japonés...

Hace unos días, Aeris nos hablaba en su blog de un tema que, al menos a mí, me pareció muy interesante: Su experiencia estudiando japonés. Creo que no es ningún secreto que Japón, así como todo lo relacionado con su cultura, me encanta y que llevo unos cuantos años estudiando japonés y, otros tantos, dentro del mundillo ¿otaku?, es por ello que tras leer su blog quise echar la vista atrás y compartir lo que ha sido mi vida unida a este idioma, y todo lo que consigo trae.

Así pues, ¿cómo conocí el japonés?
Como fue común en mi generación, conocí Japón y su idioma gracias al anime. Sin exagerar, he estado toda mi vida viendo animes ya que por suerte, o por desgracia, pertenezco a la generación que vivió un pequeño boom en la emisión de este tipo de series por televisión (añade que tenía tele por cable, ¡era feliz!). No obstante, todas estas series estaba dobladas, así que no había mucho japonés, pero el concepto estaba ahí. Por otro lado, con 12 (¿o fue con 13?) años adquirí mi primera revista de anime y manga, ¡Minami! y ese fue el punto de partida; ahí estaba la información que quería y, poco a poco, fui adentrándome más en el denominado mundo otaku. Con 15 años internet y los Salones del Manga y del Comic llegaron a mi vida, así como la posibilidad de escuchar música japonesa, sobre todo J pop por aquella época, y acercarme más al idioma.


Después del primer contacto llegamos al "Mamá, ¡quiero estudiar japonés!"
La etapa crítica por la que todos pasamos, cuando empezamos a interesarnos por aprender el idioma pero no tenemos la menor idea de por dónde empezar. Ya ni hablemos de encontrar un profesor (dependiendo de donde vivas). Así pues, con 18 años, sin profesor y con muchísimas granas de aprender gracias a haber empezado a trabajar en Salones del Manga y adentrarme más en el mundo de la música japonesa   rock y visual kei , me vi memorizando los kana, algunos kanji y aprendiendo expresiones básicas. ¡Un suplicio! Sé que hay muchísima gente que estudia japonés por su cuenta con unos resultados fabulosos, pero yo necesitaba (y aún hoy lo hago) un profesor que me diera la base, me enseñase a pronunciar y... ¡me dijese que significaban esas letras tan chachis!

¡Tengo profesora y... me voy a Japón?
Con 19 años, tras toda una odisea logré contactar con la que sería mi profesora de japonés, Yuka-sensei, y junto con otra amiga empezamos las clases. Por suerte, el saber ya el Hiragana y el Katakana aceleró muchísmo las cosas. Sin embargo, tan solo un mes después de iniciar las clases me embarqué en mi primer viaje a Japón. Sí, locura a niveles épicos. No obstante, este viaje fue un regalo, el cual no pensaba desperdiciar bajo ningún concepto y, por otro lado, me ayudó bastante a madurar mi visión de Japón.

Como he comentado antes, las primeras clases de japonés eran muy fáciles y entretenidas. Sin embargo, conforme vas avanzando la materia se hace más pesada y empiezas a notar que no es un idioma tan fácil como pensabas que sería, tiene muchísimos matices, es rico en expresiones, tiene miles de kanji y mil cosas más... Sin embargo, el viaje a Japón me ayudó muchísimo a que mi animo no decayese. Había estado allí, había conocido a gente con la que no había podido hablar fluidamente por mis carencias, ¡estaba dispuesta a cambiar eso!

El primer año estudiando japonés pasó fácil. El segundo... eso fue más complicado. Se iba notando el desanimo, las clases intensivas, cantidades inmensas de deberes que se amontonaban con todo el trabajo de la Universidad. Ni siquiera el segundo viaje a Japón logró levantarme los ánimos ya que aunque había mejorado no notaba la fluidez que yo deseaba. (Sí, lo sé, se necesita mucho más de dos años para hablar japonés fluido, pero soy así de impaciente).

Así llegamos a mi determinación por presentarme al Noken. Tras recuperar los ánimos y fijarme ese reto me puse manos a la obra ¡había que hacerlo! Y, aunque parecía que lo llevaba bien, me quedé a nada de aprobar  ¿otro año será? . Siendo honesta, llevo desde diciembre sin tocar nada de japonés. Después de un año de clases intensivas estoy tan satura que no puedo ni siquiera pensar en tocar alguno de mis libros, necesitaba un pequeño  break  descanso. ¡Pero este verano me pongo a ello!

Esta ha sido mi experiencia con el japonés hasta ahora, ¿Conclusiones?
Tal y como Aeris expone en su blog, se necesitan muchos ánimos para estudiar este idioma; no tanto por la dificultad del mismo como por todos los obstáculos en el camino. Te enfrentas a la escasez de recursos, a tener que hacer una gran inversión de dinero, al rechazo de la gente  "¿por qué estudias japonés?"  y un largo etc. Sin embargo, para mí, si te gusta Japón y su cultura merece la pena estudiar su idioma.

Quizás nunca llegue a trabajar en algo dónde necesite usar este idioma, pero siempre me quedará la satisfacción de saber que pude con ello; que puedo ir a Japón y comunicarme con la gente, que puedo entender las canciones que escucho o incluso, en un futuro lejano, leer a Murakami y otros autores en versión original. Por todas estas cosas, vale la pena. 

8 comments:

  1. Hola!!

    Te vi a traves del blog justo de Aeris, aunque entre a traves de otro ahora y no pude resistirme a comentarte porque en esta entrada me he sentido identificada 100% practicamente contigo.
    Mas o menos incluso las fechas y la manera coincide, en mi ciudad apenas hay japoneses o alguien que ensenie japones (perdona, no tengo enie en este teclado) y hasta los 18 no pude empezar cuando encontre de chiripa a una profesora, pero daba clase hora y media a la semana y no da para nada, se avanza muy leeento, entre medias empece con mi novio que es japones y fue la razon por la que fui a japon, como tu, a los 19, pero es que ahi note que lo quen yo estudiaba no servia para comunicarme, es mas, de aquella ni siquiera sabia d elos verbos japoneses, un castigo donde los haya XD
    esto fue ma so menos dos anios y pico, en el ultimo anio estuve 6 meses sin japones porque sa profesora se fue y no encontraba otra, cuando lo hice estuve un anio y aprendi muuucho mas que en los dos anteriores y aun asi no era suficiente. Y tambien este anio hice el noken, aunque lo decidi de forma apresurada y menudo empacho para ponerme al nivel...
    Al final por varias circunstancias y aprovechando lo de mi pareja, he venido a japon a estudiar, llevo dos meses e incluso ahora y estudiando aqui hablo como un bebe...
    los idiomas llevan tiempo y paciencia y si es japones se puede multiplicar al menos por dos...
    y yo creo que lo que mejor que tenemos gente como nosotros es la fuerza de voluntad y el teson, asi que animo y espero que pronto lo retomes!
    Y como le dije a Aeris, curiosamente cuando empece japones, ya cuando estaba en la universidad nadie me decia que para que lo estudiaba, justo al contrario.

    De nuevo, animo con ello!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Un año de retraso para responder! Soy una persona horrible donde las haya, así que mis más sinceras disculpas...

      Por lo que me cuentas, sí... la situación ha sido parecida. Puedo imaginar que somos de la misma generación (también por lo que he podido leer en tu blog). Me alegro muchísimo que hayas tenido la oportunidad de ir a Japón y estudiar allí, seguro que el cambio y la rapidez con la que aprendes ha sido enorme! Espero poder tener esa oportunidad en algún futuro sino cercano al menos no demasiado lejano.

      Un abrazo, animo a ti también y te seguiré leyendo en tu blog :)

      Delete
  2. Durante todo este tiempo ha sido dificil encontrar gente a mi alrederor que se interese por la cultura japonesa y no solo por el manga y el anime.Supongo que por eso no habia tantos profesores de japones en mi ciudad.La verdad es que he notado que ultimamente hay bastante mas opciones para aprender japones aquí, pero como comentabamos todas requieren de un trabajo muy duro para sacarlas adelante. En la cola del concierto de asian vi a una chica que hablaba japones con unos japoneses como si fuera mas japonesa que ellos, y pensé , porque no? quizás algun dia ;)

    ReplyDelete
    Replies
    1. Totalmente de acuerdo, nunca hay que perder el animo (o al menos intentar que el desanimo no dure demasiado!).
      Ahora mismo creo que vivimos un "buen momento" respecto a la cultura asiática, con muchas más cosas a nuestro alcance... y aunque hay quien dice que es malo porque se ha llenado de gente que solo hace "¿postuereo?" a mi me da un poco igual en la medida en que a mí me facilita el acceso a la información y formación que me interesa... hum, creo que esto da para un post, ¿no?

      P.D: Siento el año de retraso en responder... ¡no tengo palabras para disculparme!

      Delete
  3. En un par de meses empezaré a estudiar japones... Esta entrada me viene que ni pintada! A ver que tal va todo :)

    ReplyDelete
    Replies
    1. Como voy con un buen año de retraso en responder... seguro que ya has empezado. Así que sólo me queda desearte que te vaya bien y que esta entrada de haya ayudado :)

      Delete
  4. Yo desde los 15 años que quiero estudiar japonés, pero nunca se dio la oportunidad ;_;
    Supongo que mi sueño es aprender muchos idiomas, pero mi problema es que necesito clases, y donde vivo solo hay inglés, alemán, francés e italiano; y aunque los tres últimos me interesan, antes me gustarían otros, pero bueno.
    Espero algún día, aunque no me sirva para nada, aprender japonés ^^;

    Besitos desde Girls that glitter love the dark

    ReplyDelete
    Replies
    1. Mi exacto problema. Por más que intento aprender ciertas cosas por mi misma... soy de esas personas que necesitan de alguien que se siente a su lado y le explique las cosas paso por paso... ¿por qué no seremos autodidactas? ¡Conocí a un chico que tenía un nivel bastante bueno de japonés y decía que todo por su propia cuenta! ¡Que envidia!

      No obstante, que no decaiga el animo. ¡Nunca es demasiado tarde para aprender! ;)

      P.D: Mis más sinceras disculpas por mi repentina desaparición de blogger que dejó muchos mensajes por responder :(

      Delete

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...